Parejas, redes sociales y tecnologías; Una relación de amor y odio

fot1

 

En los últimos años se ha masificado la interacción gracias al Internet. Las nuevas tecnologías se han integrado en nuestra vida a tal punto que intervienen en nuestras relaciones sentimentales, un estudio ha revelado cómo afecta la conectividad móvil y las redes sociales en nuestra forma de relacionarnos  con nuestras parejas.

Por un lado, se facilita el camino para conocer e intercambiar puntos de vista con gente nueva. Por otra parte, las relaciones de pareja se ven amenazadas por la constante exposición a gente nueva.

Existe la  tentación de tener otros vínculos fuera de la pareja siempre ha existido, e  Internet facilita y acelera las posibilidades reales de tener acceso a otras personas como nunca antes había sucedido. Una de las principales causas de conflictos entre parejas se da por el tipo de flirteo que generan las redes sociales. Estudios recientes han demostrado que la mayoría de los chats giran en torno al sexo y los encuentros fugaces; mientras que la mayoría de los hombres suelen caer en la tentación de vivir encuentros con mujeres desconocidas, muchas mujeres suelen reencontrarse con algún “ex”.

¿Cómo evitar que la  relación de pareja corra peligro sin dejar el Internet y todos sus aspectos positivos?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que si la relación es honesta y sincera, las redes sociales no representarán ningún peligro. Si bien un 95% de usuarios reconocen haber buscado un ex o una ex, esto no pasará a ser simplemente una  curiosidad  eso si,  están bien definidos  los pilares de su relación actual.

No hay que olvidar que la web 2.0 está integrada en nuestras vidas de tal forma que uno puede saber lo que hacen casi todas las personas de nuestro universo social  pero, de la misma manera es imposible mantener un control absoluto de las conversaciones y mensajes que intercambie nuestra pareja con sus contactos. Muchas parejas adolescentes hacen votos de confianza al intercambiar las respectivas contraseñas, pero está comprobado que esto solo lleva a incrementar la curiosidad y vigilar al otro más que antes. Pronto se interpreta mal un mensaje y aparecen las fricciones.

La mejor manera de superar la paranoia o el peligro potencial que representa la promiscuidad social de Facebook y Twitter y otras redes  es haciendo énfasis en actividades  con la pareja y buscar afinidades en común para   acercarse  al otro, como:  actividades al aire libre, salidas al cine, el cuidado de una mascota, los deportes, etc.

Un dato; una pareja que mantenga su vínculo sanamente consolidado y fortalecido por afinidades, atenciones mutuas, entendimiento y  por sobre todo sinceridad, tiene muy pocas posibilidades de que su relación se vea contaminada por la tentación de mentir.

 

 

 

 

2 thoughts on “Parejas, redes sociales y tecnologías; Una relación de amor y odio

  1. Definitivamente somos secuela del avance tecnológico, pero sin duda no hemos inmiscuido en sus redes, nos ha atrapado, envuelto y cegado en conclusión estamos conectados el 100% del tiempo pero no comunicados, da nostalgia el recordar el antaño.
    Debemos volver a mandar cartas, flores y ser amantes a la antigua si queremos sobrevivir al bum comunicacional que afecta a a sociedad y la pareja.

  2. De repente la curiosidad por ver el teléfono mata la relación, lo que hay que evitar. Todos los días se debe nutrir y alimentar la pareja, realizando panoramas interesantes para los dos. Solo hay que confiar en el otro, pero nunca dar las contraseñas de las redes sociales aunque al principio se tome como un juego.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s